Back to home
in Europa, Reino Unido

El Palacio de Westminster, casi 1000 años al servicio del Reino Unido

  • 26/01/2020
  • By Alberto Romay
  • 4 Comments
El Palacio de Westminster, casi 1000 años al servicio del Reino Unido

Es en este palacio, también conocido como el Parlamento de Londres o The Houses of Parliament en inglés, es donde se sitúa uno de los monumentos más famosos del mundo entero: el Big Ben. Pero, a pesar de lo que la gente piensa, el Big Ben es solo la campana aunque, erróneamente, la gente conoce por ese nombre al reloj. Aún así, el Palacio de Westminster es mucho más que la campana y, su historia, mucho más extensa.

Las medidas del edificio son increíbles. Con sus 256 metros de largo, situados a lo largo del rio Támesis y que lo convierte en la fachada más grande de Londres, entre los 90 y los casi 150 metros de anchura y los 98’5 metros de altura de la Torre Victoria, hablan por sí solos. En total, más de 5 kilómetros de pasillos recorren su interior para unir las más de 1000 estancias que dentro se encuentran.

En él se da cabida a las dos cámaras parlamentarias del Reino Unido, la cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes. El primero actúa como órgano asesor para el Reino Unido ya que no son elegidos en ningunas elecciones. Mientras, los segundos, son de facto los que dirigen la política del país. Pero a parte de esas hay muchas más salas como la biblioteca, el Salón de Westminster o el Vestíbulo Central.

EL NOMBRE DE WESTMINSTER

Hay dos teorías, y se podría rebuscar su origen durante el periodo romano, cuando la antigua ciudad de Londinium (el actual Londres) se había convertido en una de las ciudades más prósperas de todo el Imperio. Por eso, la tradición sugiere que hubo un templo romano dedicado al dios Apolo cerca de donde se levantaría el Palacio de Westminster. Pero no hay ninguna prueba ni física ni documentada de ello. Este templo, además, sería destruido, por un terremoto. Después del colapso del Imperio en el s. V, el vacío de poder dejado por los romanos fue recogido por los sajones, que empezaron a florecer cerca de la antigua ciudad de Londinium.

Ya durante el período sajón, en el año 616, se fundó un santuario de madera dedicada a San Pedro. Lo hicieron en los terrenos del actual palacio, después de que un pescador del río Támesis tuviera una visión sobre el santo. Para distinguir esta nueva iglesia de la que estaba dedicada a San Pablo en el centro de Londres, se la empezó a llamar como Iglesia del Oeste (West Minster), mientras que San Pablo era conocida como la Iglesia del Este (East Minster). Aunque, a día de hoy, la existencia de ese santuario es incierto.

La otra teoría habla que, cerca de ese lugar o incluso sobre él, donde tendría que haber estado levantado el templo romano. Allí había una isla que se la conocía en la Edad Media como Thorney Island, un lugar considerado salvaje. En el siglo XI, esta isla fue la escogida como residencia real por Knut the Great (Canuto II) que reinó a los sajones. Una década después de su muerte, en 1045, su hijastro Eduardo el Confesor, construyó un palacio real aquí, casi al mismo tiempo que construía una abadía (1045 a 1050). La isla de Thorney y los territorios contiguos se empezaron a conocer como westminster, que no serían más que la contracción de las palabras west y monastery, que en castellano vendría a significar “monasterio del oeste”.

Imagen del Salón Westminster, el más antiguo de todas las estancias del palacio de Westminster
Vista antigua del Salón Westminster. Parlamento del Reino Unido
UNA HISTORIA DE CASI 1.000 AÑOS

Tras la muerte de Eduardo, el Witenagemot (una asamblea de hombres sabios) escogió a Harold Godwinson (Haroldo II de Inglaterra) como rey de Inglaterra entre los candidatos al trono. Pero su reinado duró poco, ya que tuvo que luchar contra tres candidatos que querían ocupar su lugar. Uno fue el rey Harald III de Noruega, al que venció en la batalla de Stamford Bridge (en la cual murió). El segundo fue su hermano Tostig, que murió en la misma batalla y, finalmente, Guillermo el Conquistador. Éste le vencería aprovechando que las tropas inglesas, tras Stamford Bridge, tuvieron que recorrer más de 400 kilómetros en menos de 3 semanas para enfrentarse contra él. Esto ocurrió en la famosa batalla de Hastings de 1066.

Aunque la llegada al trono de Guillermo de Normandía no fue fácil, ya que tuvo que enfrentarse a multitud de alzamientos. Decidió establecerse en el palacio de Westminster tras pasar un tiempo en la Torre de Londres, recién construida en aquella época. Para su coronación como rey de Inglaterra, el futuro Guillermo I “El conquistador”, escogió la la abadía de Westminster. Establecidos ya definitivamente en el palacio, su hijo Guillermo II Rufus, hizo reformas y construyó el Salón Westminster, el Gran Salón, que aún permanece en pie. Este salón se convirtió en el más grande de la época en Europa y ayudó a convertir a Westminster en el lugar predilecto para los actos ceremoniales del reino.

Con el palacio de Westminster convertido en la residencia principal de los reyes, muchas de las instituciones públicas también se fueron asentando en ella. Entre ellas la Curia Regis (Consejo Real), que empezó a cumplir las funciones del Witenagemot sajón y que se reunían en el Salón Westminster. Ya en el año 1295, bajo el reinado de Enrique I, una asamblea que incluía miembros del clero y la aristocracia, así como representantes de varios condados y municipios de toda Inglaterra, se reunieron allí. Desde entonces, y salvo excepciones, los parlamentos se empezaron a reunir de forma continua en el palacio. A esta primera reunión de representantes se la conoce como Parlamento modelo y es el germen de lo que ahora es el parlamento inglés.

El problema que tenía el palacio de Westminster es que se había construido como residencia real. Por eso, entre sus dependencias, no se encontraba ninguna específica para este tipo de reuniones. Casi todas las ceremonias de Estado, como la Ceremonia de apertura del Parlamento, se realizaban en el apartamento privado del rey. El llamado Salón Pintado. Con el paso de los años, la futura Cámara de los Lores se empezaría a reunir en el Salón Blanco (White Chamber) mientras que, para la Cámara de los Comunes, no habría un punto fijo. A veces celebraban sus reuniones en el Salón Pintado, otras veces llevaban sus debates a la Sala Capitular (desde que fue terminada en el año 1259) o, sino, en el Refectorio de la cercana abadía de Westminster.

Parlamento de Londres
El Palacio de Westminster desde los jardines de la plaza del parlamento. Pixabay
EL FUEGO QUE PROVOCÓ UNA MUDANZA

Como a otros grandes edificios de la historia, en el año 1529, hubo un gran incendio que acabó con gran parte de la estructura. Por eso, al año siguiente, el entonces monarca, Enrique VIII, adquirió el Palacio de York, que pasó a denominarlo Palacio de Whitehall. Fue ese el que empezaría a usar como residencia real. A pesar del cambio de domicilio, Westminster siguió siendo considerado el palacio real y era allí donde las dos Cámaras ejercían sus funciones. Desde entonces, ningún rey lo volvería a utilizar como residencia.

Durante el reinado de Enrique VIII pasaron muchas cosas, pero la más importante, sin duda, fue la reforma religiosa. No era anticatólico, pero un lío de faldas le hizo cambiar de opinión. Para estrechar lazos con la corona española, se casó con Catalina de Aragón. Ésta había estado casada con su hermano 5 meses antes de que muriera y era 6 años mayor que él. Pero la española no le dio ningún hijo varón y, éste, encaprichado de Ana Bolena, le pidió al Papa Clemente VII que anulase su matrimonio. Al negarse, decretó el Acta de supremacía en 1534, por la que el mismo rey se convertía en jefe de la Iglesia de Inglaterra. De esa manera expropiaron bienes de la Iglesia católica en beneficio de la Corona, que cedió a los nobles ingleses a cambio de su apoyo.

A partir de la base de esa acta, unos años más tarde, los comunes consiguen un sitio en el parlamento. Lo hacen en lo que había sido la capilla de St Stephen o de San Esteban, ya que esta orden había sido disuelta. Se hicieron algunos cambios por mandato de los comunes para poder adaptar la capilla a la que sería su nueva función.

Esta capilla había sido construida por orden de Enrique III. Éste había sido testigo de la consagración de la Sainte Chapelle en París, y quería una en su palacio para poder competir con aquella. Aunque no se completó hasta 1297, mucho después de su muerte, la forma en la que hoy se distribuye la Cámara de los Comunes deriva de su funcionar secular. Así, el presidente de la cámara se sienta donde estaba el altar y, los diputados, en la sillería del coro medieval, unos enfrente de otros.

Parlamento de Londres
El Palacio de Westminster con la torre Victoria en primer plano. Pixabay
UNA REFORMA QUE PUDO TRAER GRAVES CONSECUENCIAS

Tras las sangrientas represiones llevadas a cabo contra los católicos por parte de Isabel I, el ánimo entre católicos no era la mejor. La reina les había prohibido ir a misa y les obligaba a asistir a los oficios de la Iglesia de Inglaterra. Así, los católicos cada vez trataban de acabar con su persecución de formas, cada vez, más violentas.

Muchas de estas conspiraciones tuvieron como máximo objetivo al rey, Jacobo I, sucesor de Isabel I y casado con Ana de Dinamarca, una católica. Aún así, tras varios intentos fracasados de acabar con las leyes anticatólicas que asolaban Inglaterra, incluido un intento de secuestro al propio rey, los papistas fueron más allá. El plan, acabar con la vida del monarca.

Guy Fawkes, como cabeza visible de un intento de atentado que contaba entre sus filas con algunos nobles ingleses, fue detenido la mañana del 5 de noviembre de 1605 en los sótanos del palacio de Westminster. Estaba rodeado de 36 barriles de pólvora esperando a que el rey hiciese la ceremonia de apertura del parlamento. Pero ese año se había retrasado por una epidemia de peste. Aunque ese sótano ha desaparecido con el paso de los años, desde aquel día, todos los 5 de noviembre y para seguir la tradición, la guardia del Parlamento sigue registrando el edificio como preámbulo a la ceremonia de apertura por el monarca. Este hecho se ha hecho famoso por películas como V de Vendetta y se conmemora todos los años.

Una enfermedad desesperada requiere un remedio peligroso.

Atribuido a Guy Fawkes

A pesar de lo que pudiera parecer, la relación entre Jacobo y el Parlamento no era precisamente las mejor. A pesar del intento de asesinato, lo disolvió varias veces e, incluso, llegó a gobernar durante 7 años sin ellos. Aún así, logró morir de viejo a la edad de 58 años. Su hijo, Carlos I, le sucedería en el trono, aunque la relación de éste, con el parlamento fue mucho peor. Trató de saltarse la ley muchas veces para lograr del parlamento todo aquello que él quería. Para ello no dudó en encarcelar a varios parlamentarios y, a otros muchos, privarlos de oficinas y libertades. Incluso, llegó a entrar en él con escolta armada, lo que estaba prohibido y, a la larga, acabaría con su reinado.

Fue el 4 de enero de 1642 cuando, tratando de detener a 5 miembros del parlamento bajo las acusaciones de alta traición, Carlos I entra con su séquito armado en la Cámara de los Comunes. Los 5 comunes habían huido y, el presidente, no quiso decir donde se hallaban enfrentándose al rey. Con esa acción, la brecha abierta entre el parlamento y el rey fue insalvable. La Guerra Civil Inglesa, preludio de la Revolución Inglesa, había estallado. Tras ser derrotados los realistas, Carlos I fue traicionado por el gobernador de la isla de Wight, donde se encontraba, y enviado a juicio. Fue en la sala de los comunes donde se llevó a cabo y que acabaría con el rey decapitado el 30 de enero de 1649. Desde entonces, ningún monarca ha vuelto a entrar en esa Cámara y la apertura del Parlamento se hace en la Cámara de los Lores.

Tras la decapitación de Carlos I, se producen años de muchos cambios en la sociedad inglesa que empezaron y acabaron con una revolución. La primera fue la Revolución Inglesa. En ella Oliver Cromwell, él mismo que utilizaba las criptas de la iglesia de San Esteban para guardar sus caballos, instauró una república que duró hasta poco después de su muerte y, acabaría con la Revolución Industrial. Durante todo ese tiempo, la Cámara de los Comunes no hizo más que ganar influencia y poder.

Detalle el Gran Reloj de Westminster
El Gran Reloj de Westminster, mal llamado Big Ben. Pixabay
EL CAMBIO CLAVE EN LA HISTORIA DE WESTMINSTER

El palacio de Westminster logró escapar intacto del gran incendio de Londres que se produjo en 1666. Pero, por desgracia, no pudo escapar del que destruyó casi por completo el edificio el 16 de octubre de 1834. Éste, que se origino en Cámara de los Lores y destruyó casi todo el edificio. Solo lograron sobrevivir el Salón Westminster, la Torre de la Joya, la cripta de la Capilla de St. Stephen y los claustros.

Pero 22 años antes, el 11 Mayo 1812, fue testigo de un hecho atroz. Ese día asesinaron al primer ministro Spencer Perceval a balazos en el lobby de la Cámara de los Comunes. El motivo: dinero. Su asesino, John Bellingham, un comerciante que había estado encarcelado durante 4 años en Rusia por alguna deuda contraída. Cuando regresó a Inglaterra, pidió en repetidas ocasiones una compensación económica al gobierno. Pero estas reclamaciones nunca fueron contestadas, así que decidió atentar contra el Primer Ministro. De este modo, Perceval, se convirtió en el único Primer Ministro asesinado en la historia de Gran Bretaña dentro del palacio.

Pero volviendo al fuego de 1834, su origen estuvo en una estufa donde se quemaba la madera del sistema de palos de cómputo. Este sistema era uno de los precursores del sistema monetario actual. Fue ese año cuando decidieron cambiar esa forma de apuntar las deudas y lo celebraron quemando esos palos en la estufa de carbón. Más de seis siglos de registros provocaron el sobrecalentamiento, y el posterior incendio, que acabaría casi por completo por el palacio. Tras ese duro golpe, decidieron reponerse y, al igual que con el nuevo sistema, decidieron modernizar el edificio. Pero también querían exponer la grandeza del Reino Unido. Un dos por uno.

Para ello se creó una comisión que decidió que, en vez que mover el parlamento hacia un nuevo emplazamiento, se reconstruyera. Para eso hubo que decidir el estilo y quién sería el encargado de llevar a cabo el proyecto. Finalmente optaron por el estilo neogótico ya que este estaba vinculado a la monarquía y tenía un estilo religioso similar al de las grandes catedrales. Además era ligeramente más barato y más rápido de edificar.

Dos años después del incendio, tras haber estudiado casi 100 propuestas, la Comisión Real escogió el plan de Charles Barry para levantar un nuevo palacio. En este caso era de estilo gótico perpendicular, usado en muchas iglesias y catedrales inglesas desde el s. XIV al XVI. Una de las principales ideas que se expusieron era que se iba a mantener y reconstruir las estancias que habían sobrevivido al incendio. Uno de ellos era el Salón Westmister, el mismo que había mandado edificar Guillermo II Rufus, poco antes del año 1100. Como el estilo gótico no era su especialidad, Barry fue asesorado por el arquitecto Augustus Pugin. Éste le ayudó, sobre todo, en los detalles como en algunos accesorios y los muebles

Los cimientos del Palacio fueron colocados en 1840 y no fue hasta 7 años después cuando acabaron la primera parte de la obra. Esta fue la Cámara de los Lores. La Cámara de los Comunes aun tardaría 5 años más en ser construida, ya que, hasta 1852 no fue terminada. Casualmente, ese mismo año, Charles Barry recibió el título de caballero. Aunque la mayor parte del trabajo se llevó a cabo en 1860, año en que murió Barry, la construcción no terminó hasta una década después.

St Stephen Hall del Palacio de Westminster
Imagen panorámica del salón de San Esteban. Parlamento del Reino Unido
LOS NUEVOS CONTRATIEMPOS

Para la construcción del nuevo palacio de Westminster se utilizaron numerosas innovaciones técnicas como las grúas móviles o andamios. Además, se apoyaron en las nuevas tecnologías como el uso de máquinas a vapor. El edificio se construyó a prueba de incendios, para evitar que se destruyese en una tercera ocasión. Para eso se quitaron todas las estufas y se implementó un nuevo sistema de calefacción bajo el pavimento.

Pero a pesar de haber buscado por todo el país el tipo de piedra adecuada, la finalmente elegida para el palacio, empezó a desmoronarse. Esto se produjo con el paso de los años debido a la contaminación de la ciudad, por lo que tuvo que ser sustituida. Estos trabajos de reemplazo comenzaron en 1913, un año antes de la Primera Guerra Mundial, y no concluyeron hasta 1926. Dos años más tarde, se consideró necesario cambiar por completo el tipo de piedra utilizado. Así, tras decidir que un tipo de piedra de color miel (llamada Clipsham) era la más adecuada, empezaron las obras de reemplazo.

Pero los problemas no acabaron ahí ya que, durante la Segunda Guerra Mundial, el palacio sufrió hasta 14 bombardeos. Uno de los más afectados fue la Cámara de los Comunes, que recibió varios impactos de bombas en mayo de 1941. El techo de Westminster Hall, también sufrió graves daños, ya que acabó en llamas. Producto de ese fuego, la sala de los comunes fue destruida. Éste acabaría extendiéndose y afectando al Lobby de Miembros, provocando que su techo se derrumbase. Finalizada la guerra se procedió a la reconstrucción, que duró 5 años, alargándose hasta 1950. El escogido para dirigir esas obras fue Giles Gilbert Scott, que decidió mantener las características esenciales que había escogido Charles Barry. Esto dió como resultado el palacio de Westminster que hoy en día todos conocemos.

By Alberto Romay, 26/01/2020 Aventurero por inquietud y escritor por placer. Viajar no solo es visitar un lugar, sino también conocer sus leyendas. Apasionado del marketing en mis tiempos libre
  • 4

Alberto Romay

Aventurero por inquietud y escritor por placer. Viajar no solo es visitar un lugar, sino también conocer sus leyendas. Apasionado del marketing en mis tiempos libre

4 Comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos
Instatravel
Instagram API currently not available.
Categorías
Somos Worldkers
Somos Worldkers
Somos PaperBlog
Instagram API currently not available.