Back to home
in África, Egipto

La Gran Pirámide de Giza, una maravilla antigua que podemos visitar

  • 09/02/2020
  • By Alberto Romay
  • 3 Comments
La Gran Pirámide de Giza, una maravilla antigua que podemos visitar

Cuando hablamos de las pirámides de Egipto, solemos referirnos a tres en concreto, la de Keops, la de Kefrén y la de Micerinos. Pero, sin duda, es la primera la más famosa y la que se queda con el título de la Gran Pirámide de Giza. No sólo por ser la más grande, sino también porque fue la primera de las tres en construirse. Desde entonces, no ha sido superada nunca.

Pero Egipto tiene más de cien de diferentes tamaños y dimensiones. Aún así, las tres pirámides de Giza se han ganado su fama por ser las más grandes de todas ellas. Cuando observas una foto, puede parecer que la central, es decir, la de Kefrén, sea la mayor. Pero esto es debido a que fue construida sobre un terreno más elevado. Es la última de ellas, la de Keops, la Gran Pirámide de Giza la que, por su magnitud y por todos los misterios que la rodean, sigue fascinando a la gente miles de años después de haber sido erigida.

¿CUALES SON LOS ORÍGENES DE LAS PIRÁMIDES?

En Saqqara, a poco más de 20 kilómetros al sur El Cairo, se encuentra la pirámide más antigua que se conoce, la del faraón Zoser. Hasta ese momento, los faraones usaban las mastabas como tumba, un edificio arquitectónico con forma poligonal que comenzaron como simples fosas en el suelo. Estas tumbas poseían varios compartimentos separados para cada uno de los elementos que debían acompañar al faraón a la otra vida. En ellos se incluyen esclavos que fueron sacrificados y enterrados en las cercanías.

Pero estas tumbas fueron ganando amplitud y altura así, el siguiente paso, fue la construcción de mastabas de dos pisos. En la parte superior había un habitáculo con una puerta donde se dejaban las ofrendas y que era el nexo de unión entre los dos mundos. Mientras, en la inferior, estaba la cámara sepulcral.

Al ser más llamativas, eran más frecuentes los saqueos, por lo que se empezaron a colocar trampas, cámaras ocultas, falsas estancias vacías… Este mayor nivel de complejidad hacía que las mastabas fueran cada vez más difíciles de construir.

Hasta que con Zoser, ya durante el Imperio Antiguo, llegó Imhotep y lo revolucionó todo. Éste, un sabio conocedor de la astronomía, la medicina y la arquitectura, sugirió la idea de utilizar cerca de un millón de toneladas de piedra caliza para construir una pirámide. Superados las dificultades como el transporte, el moldeo y la colocación de las piedras, la pirámide escalonada de Zoser fue la que abrió el camino para la construcción de las demás.

Gran Pirámide de Keops
Vista frontal de la Pirámide de Keops con la entrada en medio. Kian Chow
MÁS DE 4500 AÑOS EN PIE… Y LO QUE LE QUEDA

Entre la de Zoser y la Gran Pirámide de Giza, hay una intermedia, la del rey Seneferu, padre de Keops. Situada en Dahshur, a 40 kilómetros al sur de El Cairo, es conocida como la pirámide acodada. Su forma original iba a ser igual que la de Keops, pero el exceso de inclinación y la poca resistencia del suelo les obligaron a rectificar la inclinación. Esto se hizo para evitar su derrumbe.

Más al norte, en Giza (o Guiza en árabe), a 20 kilómetros al sudoeste del centro de El Cairo y a 40 metros sobre el nivel del Valle del Nilo, se encuentra el conjunto monumental más importante del Antiguo Egipto. En él se encuentran no solo las tres grandes pirámides, sino también mastabas, tumbas, templos… y la Gran Esfinge.

La Gran Pirámide de Keops (o de Khufu) fue la primera en construirse de las tres. Esta sirvió como tumba para el faraón Jufu (Keops en griego), de la IV dinastía. Los expertos creen que la acabaron de construir entre el año 2550 y 2570 antes de Cristo. Posteriormente se edificaron de manera sucesiva la Pirámide de Kefrén (o de Khafra), entre el 2519 y el 2493 a.C., y la Pirámide de Micerino (o de Menkaura), entre 2489 y 2471 a.C. Estos fueron, respectivamente, hijo y nieto de Keops. Los nombres griegos que recibieron, y por los que han pasado a la historia, se los puso Herodoto, considerado el padre de la historiografía.

Las tres fueron edificadas durante el Imperio Antiguo, pero no eran edificios aislados. Cada una de ellas tenía una gran variedad de edificios complementarios alrededor, pero la mayoría de ellos están en ruinas o, directamente, han desaparecido.

LA ESTRUCTURA MÁS ALTA DEL MUNDO DURANTE MÁS DE 50 SIGLOS…

La forma de construirlas son todavía un misterio, pero dos teorías sobresalen sobre el resto. La primera dice que levantaron enormes rampas por donde subían las piedras. Pero, la más aceptada, es que las alzaban a través de una serie de poleas. Aún así, lo más impresionante son sus medidas.

La Gran Pirámide de Giza tenía una altura original de 146 metros, pero su tamaño se ha reducido unos 8 metros. Esto fue debido a la erosión, el paso del tiempo y a los saqueadores, pues la punta pudo haber estado coronada en oro. Su altura actual es de 138.8 metros, semejante a un edificio de cuarenta pisos.

Vista aérea de las pirámides
En esta vista aérea se puede ver la división de las caras de cada pared. Dario Morandotti

Y seguimos con su altura, ya que fue el edificio más alto del mundo hasta el siglo XIV. Entonces construyeron la Catedral de Lincoln, en Inglaterra, cuyo capitel superaba la altura de la pirámide. Sin él, no sería hasta finales del s. XIX, cuando la aguja de la Iglesia de San Nikolai, en Hamburgo, haría que perdiese esa condición.

El área de la base es de más de 53000 m², ya que cada lado mide poco más de 230 metros. Es decir, dentro de ella caben 20 piscinas olímpicas u ocho campos de fútbol. Si quieres rodearla lleva calzado cómodo, pues necesitas andar casi un kilómetro para lograrlo.

Y PROBABLEMENTE TAMBIÉN LA MÁS PESADA

Esta inmensa estructura necesitaba una cantidad ingente de material. En total, se utilizaron en torno a 2.300.000 bloques de piedra, unas 8.000 toneladas de granito y 500.000 de toneladas de mortero. Los expertos, basándose en su volumen (2.600.000 m³ aprox.) y su peso medio, estiman que la Gran Pirámide de Giza pesa entre los 5,5 y los 6,5 millones de toneladas. En otras palabras, pesa lo mismo que 650 Torres Eiffel o casi 29 mil Estatuas de la Libertad.

Por eso no es de extrañar que los arquitectos que la diseñaron tuvieran que seleccionar un lugar que pudiese soportar ese peso. Por ese motivo escogieron una elevación rocosa como soporte, ya que consideraron que era el lugar adecuado para que pudiera perdurar.

Para su construcción se trajo desde la cantera de Tura, la más cercana a Giza, la piedra caliza utilizada para el recubrimiento, que se transportaba a través del río. Las piedras más grandes fueron las de granito. Éstas, que se encuentran en la Cámara del Rey, fueron traídas desde Asuán, a más de 800 kilómetros de distancia. Cada una de estas rocas pesa entre las 25 toneladas de las más ligeras hasta las 80 de las más pesadas.

Napoleón Bonaparte realizó cálculos sobre la cantidad de piedras utilizadas para la construcción de la Gran Pirámide y, según él, se podría construir un muro que rodease toda Francia.

Gran Pirámide de Keops
La pirámide de Keops vista desde el perfil de la Esfinge. FreeImages
LAS CÁMARAS INTERIORES

Hablando ya de su interior, la Gran Pirámide de Giza consta de cámaras, túneles, pasillos y galerías, aunque lo más famoso son las cámaras. Hay 3 que destacan, la del Rey, la de la Reina y la Subterránea.

La Cámara del Rey es una planta rectangular de losas de granito, con paredes formadas por 5 hileras de piedra y techos lisos. La única decoración es un sarcófago de granito rojo, vacío, que no contiene inscripciones. No es una cámara muy grande y se accede a ella por un pasaje descendente. Éste enlaza al final con la Gran Galería y la Cámara Subterránea. Lo más curioso es que el sarcófago es más grande que la entrada a la cámara, por lo que debió colocarse allí antes de que ésta se cerrara.

En la parte superior de ésta, hay 5 cámaras de descarga, con el mismo tamaño, pero con sólo 1,20 metros de altura. Están una encima de ésta y alivian el enorme peso que tiene encima la cámara del rey y la protegen en caso de terremotos.

La cámara de la Reina, casualmente, nunca ha tenido ninguna sepultada dentro. Está situada en el centro del eje norte-sur de la pirámide comunicada con la zona inferior de la Gran Galería a través de un acceso horizontal. Al igual que la cámara del Rey, no tiene decoración y es de planta rectangular.

Finalmente, la Cámara subterránea o “Cámara del Caos” fue proyectada para albergar al difunto faraón pero que, finalmente, se abandonó la idea. Esta no se encuentra “dentro” de la propia pirámide, ya que está a más de 35 metros por debajo del nivel de la meseta.

UNA GRAN GALERÍA Y VARIOS CANALES PARA MOVERTE POR LA PIRÁMIDE

La entrada original de la Gran Pirámide de Giza se encuentra a 17 metros de altura y a 7,29 a la derecha del centro. Desde ella hay un camino que desciende y que desemboca en dos galerías. La ascendente comunica con la Gran Galería y de la que parte un canal horizontal que lleva hasta la Cámara de la Reina. La descendente, lleva hasta la Cámara Subterránea. Curiosamente, es la única pirámide de Egipto que tiene pasaje de ascenso y descenso.

La Gran Galería no es más que un camino ascendente de unos 47 metros de largo y ocho de altura. Sus paredes son planas, hasta los dos metros, donde se van cerrando hasta conformar una falsa bóveda. Cuando llegas al final te topas con la Cámara de los Rastrillos. Ésta fue dotada de mecanismos que servían para impedir el acceso a la Cámara del Rey, que está justo al lado de ésta.

Parte de esta defensa estaba poco antes de llegar a la propia cámara. En la Gran Galería hay un escalón en el que se pueden detectar 4 ranuras verticales que servían para cerrar la cámara. Esto lo hacían con tres losas de piedra que se deslizaban desde arriba mediante un sistema de cuerdas.

Gran Pirámide de Keops
Detalle de la Gran Pirámide de Giza. Pixabay
EL CALIFA LADRÓN Y UN BOTE DESMONTADO

Son muchos los datos curiosos que se pueden encontrar sobre la Gran Pirámide de Giza. Y es que más de 4000 años después de su construcción todavía son muchas las cosas que desconocemos sobre ella.

Por ejemplo, hoy en día los turistas entran en ella a través del túnel de los ladrones. Esta entrada la excavó el califa Mamun sobre el año 823 debido a los rumores sobre los posibles tesoros en su interior. Es por eso que mandó perforar este agujero que se encuentra a 16 metros del suelo. Aunque era más interesante poder entrar por las puertas giratorias que, aunque pesan varias toneladas, son fáciles de abrir desde el interior. Aún así, desde fuera, son casi imposibles de encontrar. Solo hay dos pirámides más que tengan este tipo de puertas, la de Huni y Snefru, hijo, padre y abuelo, respectivamente.

En su base encontraron un pozo con un bote desarmado. Éste fue ensamblado y preservado en el museo que se halla enfrente de la Gran Pirámide de Giza. En las piedras que cubrían el pozo encontraron el nombre de Dyedefra, hijo y heredero de Keops, quien probablemente puso allí el bote.

Durante muchos años los expertos pensaban que la pirámide la construyeron esclavos. Pero, hoy en día, estos mismos aseguran que fueron obreros cualificados. Así, Miroslav Verner, arqueólogo y egiptólogo checo, cree que el trabajo se organizaba en una jerarquía. Esto son dos bandas de 100.000 hombres que se dividían en cinco zaa o phyle de 20.000 hombres cada una. Estas, a su vez, podrían haber sido subdivididas en otras más pequeñas de acuerdo a las habilidades de los trabajadores.

Eso es solo una teoría pero, tomando como referencia 20 años, los que se cree que tardaron en construirla, no sería descabellado. Para acabarla en ese tiempo, se necesitaría instalar unas 800 toneladas de piedra por día. Esto serían más de 12 bloques de piedra por hora, en turnos de día y noche. A esto hay que sumarle que no se ha encontrado rastros de hollín en ninguna de las cámaras interiores. De esto se deduce que no utilizaron antorchas para iluminar las áreas de trabajo.

LA ÚNICA MARAVILLA ANTIGUA QUE TODAVÍA SIGUE EN PIE

Las tres pirámides están alineadas siguiendo las tres estrellas centrales que forman el Cinturón de Orión (Osiris para los egipcios). Además fueron construidas en la orilla oeste del río Nilo, que es por donde se pone el sol. Los egipcios asociaban esto al reino de los muertos, por lo que no podía haber mejor sitio para el descanso eterno. A pesar de esto, nunca se ha encontrado una momia en su interior. Aún así, el pasaje para descender a la que sería la tumba del faraón apunta a la estrella polar, conocida como Alpha Draconis.

La Gran Pirámide de Giza es la única descubierta que tiene ocho lados, ya que sus cuatro caras son ligeramente cóncavas. Esto no es visible desde el suelo, solo desde el aire y bajo las condiciones de luz apropiadas. 

La elección de los materiales tampoco fue aleatoria. Al estar la pirámide cubierta por piedra caliza, de color blanquecino, provocaba que la luz se reflectase. Esto mantenía el interior a una temperatura constante de unos 20°C.

Para acabar, daremos dos datos más. El primero es que, a pesar de ser la pirámide más grande, la estatua más pequeña encontrada de algún faraón pertenece a Keops, es de marfil y mide solamente 7,5 centímetros. El segundo es que, como avanza en el título, es la más antigua de las siete maravillas del Mundo Antiguo y la única que todavía permanece en pie.

By Alberto Romay, 09/02/2020 Aventurero por inquietud y escritor por placer. Viajar no solo es visitar un lugar, sino también conocer sus leyendas. Apasionado del marketing en mis tiempos libre
  • 3

Alberto Romay

Aventurero por inquietud y escritor por placer. Viajar no solo es visitar un lugar, sino también conocer sus leyendas. Apasionado del marketing en mis tiempos libre

3 Comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos
Instatravel
Instagram API currently not available.
Categorías
Somos Worldkers
Somos Worldkers
Somos PaperBlog
Instagram API currently not available.